‘Coños como el de Marta’, el canto optimista y en presente de Diana Aller

No soy capaz de ser objetiva con Diana Aller. No puedo y no me sale porque es una de mis escritoras y sociólogas favoritas. Sí, digo socióloga porque poca gente es capaz de hacer un retrato tan fino y auténtico de la vida moderna como lo hace ella en su blog (gracias Esther por descubrírmelo durante nuestra época de Madrid2noticias) y ahora en su primera novela ‘Coños como el de Marta‘. Os pongo un ejemplo de uno de los extractos que he sacado del libro: “Toda nuestra cultura se articula en torno a disfrutar para continuar adelante (alimentándose y procreando). La tendencia a vivir, a cicatrizar, a curarse, a aprender y a evolucionar… Es la búsqueda constante, es el sentido de la vida… Comer y follar”.

El título ya evidencia lo que vamos a encontrar, pero no os quedéis solo con eso porque va más allá. ¿Que qué hay? Pues mirad, un poquito de todo: sexo, biología, neurociencia, psiquiatría, economía y urbanismo madrileño (a mí es que me flipa Madrid). Y amor, muchísimo amor disperso entre las páginas. Un amor fortísimo entre sus protagonistas, Valeria y Marta (dos mujeres fuertes y con mucha personalidad), pero también entre Valeria y sus hijos.

Claro que no todo es bonito, porque la novela cuenta una historia real en la que también hay taras y mochilas llenas de problemas, y drogas por la noche, y mujeres como tú y como yo: que envejecen, que tienen sobrepeso, que se divorcian, que viven en lucha constante para enterrar sus inseguridades y con vidas bastante normalitas.

‘Coños como el de Marta’ es un puto canto optimista a la vida en presente. Ojalá entender la vida como Valeria, ojalá tener un coño como el de Marta y ojalá escribir como Diana.

“En su momento no fui consciente y tal vez por eso ahora aprovecho el tiempo hasta la manía. Soy puntillosa, exagerada y dedicada en cada acción que acometo. Quiero vivirlo todo y quiero hacerlo muy consciente, sin perderme nada y asumiendo las consecuencias. Nada me asusta. No me voy a perder en pequeñeces ni a preocupar por lo que no lo merece. He elegido vivir. Vivir y dar vida. Y tengo ganas de hacer demasiadas cosas por primera vez todavía. Ante los demás resulto extrema, lo sé. Pero en realidad solo estoy viva y tal vez ellos no”.

Valoración: ⭐⭐⭐⭐⭐

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s